Sextantes

SEXTANTES

Desde las primeras apariciones en las películas de navegantes, el sextante ha sido uno de los instrumentos mas admirados por la información que parece obtener un marino de el y que resulta indescifrable a nuestros ojos.
Estareis de acuerdo conmigo que el sextante es misterioso, sofisticado, poderoso y extraño para la mayoría de las p...

SEXTANTES

Desde las primeras apariciones en las películas de navegantes, el sextante ha sido uno de los instrumentos mas admirados por la información que parece obtener un marino de el y que resulta indescifrable a nuestros ojos.
Estareis de acuerdo conmigo que el sextante es misterioso, sofisticado, poderoso y extraño para la mayoría de las personas; Y la verdad es que no es el desconocimiento de el lo que aporta esas cualidades, sino la realidad de poder obtener una información que nos ofrece una posición en las cartas de navegación.
Para no seguir confundiendo más, vamos a pasar a detallar de forma algo escueta todo lo relativo a los sextantes marinos.

¿ Que es un sextante ?

Un sextante es básicamente un medidor de ángulos. De una manera simple podemos decir que nos mide el ángulo que forma un astro con respecto a la linea del horizonte. esta medida junto a la hora exacta en la que se toma y la corrección de los errores, que están reflejados en tablas de calibración del propio aparato, ofrecen al marino el dato de la latitud donde se encuentra en ese momento y que puede trasladar a una carta de navegación para ver su posición reflejada en el mapa.

Como todo elemento relacionado con el mundo marino tienen un origen muy antiguo, aunque en una forma elemental. Ya en la antigua Grecia, se utilizaba el astrolabio, que luego fue pasando a través de las distintas civilizaciones del mediterráneo.

El astrolabio es un disco metálico con borde graduado en ángulos y dos manillas centrales móviles. En la parte superior tiene una anilla de sujección. Para tomar los ángulos, se sujetaba por la anilla frente al ojo del navegante y el propio peso hacia que se mantuviera en posición vertical.
La manilla que indicaba el horizonte se ponía en ángulo cero y la otra se movia hasta hacerla coincidir con el astro. Este triangulo formado por las dos manillas daba el ángulo entre el astro y el horizonte.

En la edad media apareció la ballestina que era mas precisa que el astrolabio pero limitada en el rango de ángulos que podía medir. 
de la ballestina derivó el cuadrante náutico y de este el cuadrante de dos sectores de Davis.
La siguiente evolución fue el octante y de él el sextante, que recibió ese nombre por ser la sexta parte del circulo.

octante

FORMA DE OPERACIÓN CON EL SEXTANTE

Antes de tomar una medida entre un astro y el horizonte primero hay que asegurarse de estar en posesión de los filtros adecuados para que la luz de los astros no dañe a los ojos. Por otro lado es necesario tener cerca un cronometro preciso para poder determinar con exactitud la hora de toma de los datos de medición y anotar tanto la hora como la medición de el sextante.

Para realizar las mediciones, el sextante está dotado con un espejo móvil con aguja que señala en la escala el angulo medido, un espejo medio para ver a través de él, una mira telescópica y filtros de protección ocular.

El sextante se coloca perpendicularmente y se dirige hacia el horizonte. Después se busca el astro a través de la mira telescópica moviendo el espejo movil hasta encontrarlo. Para finalizar se hace coincidir con el reflejo del horizonte que se vera en la mitad del espejo.

VENTAJAS

La primera ventaja del sextante con respecto a otros medidores es su precisión, ya que mide los objetos celestes en relación con la linea del horizonte en vez de hacerlo con respecto al instrumento.

La segunda ventaja viene determinada por su veracidad en situaciones de medición en movimiento, es decir no requiere que el objetivo este fijo y por ello puede utilizarse en un barco. Como mide un ángulo relativo entre un astro y el horizonte y ambas imágenes mantienen una posición estable entre ellas, el ángulo que se mide no variará con el movimiento.

La tercera gran ventaja es la autonomía, el sextante es un medidor manual que no requiere ningún tipo de electricidad ni batería.

ANATOMÍA DE UN SEXTANTE

El sextante es un instrumento cuya exactitud depende en un alto grado de la calidad de sus materiales, en especial de la construcción y mecanizado de ellos. Los mejores metales son aquellos resistentes a la oxidación y con baja dilatación térmica. En la parte óptica debe estar equipado con espejos de gran calidad.
Todos los indicadores de medición como el calibre y nonius deben estar calibrados sin errores.

Los componentes de un sextante son:

1- El espejo grande superior, donde se refleja la imagen del astro.

2- Los filtros de sol, normalmente tres, indispensables para atenuar la luz del sol o la luna y que el observador no se deslumbre.

3- El espejo pequeño, fijado a 22,5º, donde se refleja por segunda vez el astro.

4- Los filtros de horizonte, normalmente dos, sirven para atenuar el brillo del horizonte.

5- El brazo de ajuste, une la platina giratoria con el espejo grande superior al sistema de ajuste micrométrico.

6- El limbo graduado inferior del sector circular de 60º. aquí se toman las medidas de grados.

7- La palanca de ajuste rápido, permite desplazar el sistema micrométrico por el limbo inferior para aproximarnos al punto por el ocular donde vemos el astro.

8-El micrométro de ajuste preciso que está graduado con 60 marcas que corresponden cada una a 1´ (Un minuto). Aquí se toman las medidas de minutos y segundos.

9- El anteojo ocular donde se situa el ojo. A través de él se ve la linea del horizonte y la posición del astro.

Tomando una visual

Sacamos el sextante de la caja y lo sostenemos con la mano derecha por el mango, sin tocar jamás el arco con los dedos.Observación. Desde la cubierta y en una posición estable, situamos el sextante a la altura de los ojos y miramos hacia el horizonte en la dirección del sol. Calculamos a ojo la altura del sol, desde los 0º si está pegado al horizonte hasta los 90º si está encima de nuestras cabezas.

  1. BAJANDO EL SOL AL HORIZONTE Antes de nada introduciremos los filtros superiores. Con la palanca situaremos la medida del sol, que antes hemos calculado a ojo. Si nuestro calculo previo ha sido mas o menos correcto, al mirar por el sextante veremos el disco del sol mas arriba de la linea del horizonte o más abajo. Dependiendo del brillo e imagen que tengamos deberemos ir poniendo o quitando filtros para no perjudicar nuestra vista y tener una visión lo más nítida posible.

  2. TANGETEANDO SU LIMBO INFERIOR Utilizando el micrómetro situaremos el circulo del sol, su parte inferior, tangente a la linea del horizonte. Para estar seguros del punto de tangencia, inclinaremos el sextante a izquierda y derecha para ver como el sol sube y baja y apreciar mejor el punto de contacto con el horizonte. La posición de tangencia varía constantemente por lo que habrá que ir ajustando el micrómetro continuamente. Las mejores medidas se toman cuando el sol está entre 15º y 70º.

  3. LECTURA La altura observada (AO) la indicaremos en forma de medida de ángulo (grados, minutos, segundos). La medida de los grados se toma del limbo del sextante, los minutos se toman del tambor del micrómetro y los segundos se calculan también a través del tambor del micrómetro. Por efecto de la rotación terrestre la medida cambia cada pocos segundos, por lo que habrá que tomar la hora en el cronómetro y apuntarla junto a la de altura. Como la posición del barco sube y baja con las olas y a veces faltan manos para mirar por el sextante y sujetarse, es una práctica aceptada el tomar entre tres y cinco mediciones. En todos los casos debe apuntarse la hora el cronómetro.

  4. TRASLADO DE LA MEDIDA . Una vez que tengamos las cinco mediciones, eliminaremos las discordantes y haremos una media del resto. Seguidamente aplicaremos los errores de instrumento en función de su calibración y otros ajustes, para conseguir la medida final corregida que se llevará sobre la carta de navegación y así conocer nuestra posición.

Un sextante es un instrumento muy delicado. Debe estar protegido sobretodo de golpes y de la humedad que puede dañar sus piezas metálicas y los espejos. El mejor sistema es guardarlo en una caja resistente. Muchos navegantes antes de sacarlo se ponen el cordón de cuello para evitar que pueda caerse y desde luego la mayoría no quieren compartir el instrumento y así estar seguros de su integridad.

Los espejos son las únicas partes ajustables de un sextante. El espejo superior grande que es móvil está dotado de un tornillo y el espejo pequeño fijo dispone de dos. El proceso de ajuste es el siguiente:

  • Ajustamos el espejo superior para que quede perpendicular al plano del horizonte o limbo. Para este ajuste, se coloca el sextante perpendicular, se mira directamente al espejo superior y directamente al horizonte, en los dos tenemos que tener la linea del limbo como una linea recta continua, si no es así, ajustamos con el botón de este espejo.

  • Ajustamos el espejo pequeño para que quede paralelo al espejo grande. Este espejo al ser paralelo al grande, también debe ser perpendicular al plano del horizonte. Este ajuste se puede realizar de dos tipos, a través de un astro o mediante el horizonte.

  • Ajuste del Error de Índice. Se produce por un ángulo de reflexión incorrecto en el espejo pequeño. Este ajuste siempre debe hacerse tras los dos anteriores. Para este ajuste también puede utilizarse un astro ó el horizonte.

Más

Sextantes Hay 18 productos.

por página
Mostrando 1 - 12 de 18 items
Mostrando 1 - 12 de 18 items